Archivos Mensuales: diciembre 2012

Cinco consejos para ahorrar en la factura de la luz

electricas  renovables-Desconectar los aparatos cuando no se estén usando.El consumo energético de los sistemas en espera (standby) a lo largo del año supera en casi tres veces el consumo de los equipos de refrigeración empleados en verano, según el informe Análisis del consumo energético del sector residencial en España, elaborado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDEA). En ese sentido, hay que apagar los aparatos que no se estén utilizando. Una posibilidad para facilitar el desenchufado consiste en conectar todos los equipos (Dvd, video, TDT, etc) a “ladrones” con un único botón de apagado.

-La calefacción, a temperatura constante. La calefacción supone uno de los principales gastos energéticos de los hogares españoles, pues significa casi la mitad (47%) del consumo energético de una vivienda. En ese sentido, trucos como mantener la temperatura constante puede aportar un ahorro del 7%, según la empresa Reparalia. En general, basta con que la temperatura en invierno se sitúe en torno a los 18-20 grados durante el día y entre 15 y 17 grados, por la noche. Cada grado de más supone incrementar el consumo energético un 7%, según Ecologistas en Acción. Cerrar los radiadores si se está fuera de casa más de un día también es una medida conveniente.

-Aislar puertas y ventanas contra las pérdidas de calor. Medidas tan sencillas como cerrar las cortinas y persianas o colocar tiras adhesivas, masilla o silicona en puertas y ventanas permite un aislamiento rudimentario muy fácil de acometer, si no se cuenta con el presupuesto para instalar puertas y ventanas de PVC y doble acristalamiento.
Otro truco eficaz para mantener el calor es colocar los radiadores a los pies de las ventanas. De esta forma, se crea una cortina de aire caliente que atenúa la exposición al frío exterior.

-Rebelión en la cocina. En la cocina se utiliza la electricidad de forma intensiva, por lo que un conjunto de sencillos gestos (por pequeños que nos parezcan) pueden aportar un ‘pellizco’ de ahorro si se suman en el conjunto del año. Para empezar, hay que plantearse si necesitamos que algunos de los útiles que empleamos sean eléctricos (abrelatas, cuchillos, etc), o si podemos ‘apañarnos’ con su versión manual. Asimismo, es útil emplear las tapaderas y utilizar la olla exprés para reducir el tiempo de encendido de la cocina. Asimismo, el calor residual puede ser otro truco, empleado inteligentemente, pues los alimentos siguen cocinándose en el horno o la vitro cerámica, después de apagado del fuego. Lo mismo sucede con la plancha. En cuanto al frigorífico, no es necesario tener una potencia demasiado elevada, pues los alimentos se conservan bien entre los 3 y 5º C. Por otro lado, la lavadora gasta menos electricidad cuando lava en frío. Asimismo, hay que recordar que el microondas consume menos energía que una ‘vitro’ al calentar alimentos como un vaso de leche.

-Eficiencia, eficiencia y eficiencia. A la hora de adquirir electrodomésticos, conviene seleccionar los que sean eficientes energéticamente incluso aunque su coste sea ligeramente superior (hay que tener en cuenta que puede compensarse con el gasto de energía a lo largo de toda la vida del aparato). Asimismo, hay que cambiar las viejas bombillas (a ser posible por LED), a sabiendas de que el 4% del consumo se lo lleva la iluminación de la casa. En general, un mantenimiento y limpieza óptimo tanto de bombillas como de electrodomésticos supone un aumento de la eficiencia.

Fuente: www.finanzas.com

No al aumento de la tasa del 7%

Compartimos con vosotros este artículo de elEconomista.es

La última propuesta del Gobierno en el Senado para aumentar el impuesto a la generación eléctrica del 6% al 7% ha hecho saltar las alarmas en el sector eléctrico, consiguiendo incluso que las energías renovables y las tradicionales compartan opinión: un rechazo total hacia este nuevo aumento.

El presidente de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), en declaraciones a elEconomista, ha dejado claro que este incremento de la tasa “puede ser muy lesivo para el sector, que en estos momentos está francamente preocupado”. De hecho, Eduardo Montes considera “incomprensible y decepcionante que las compañías eléctricas no sean una prioridad para el Gobierno”. Además, el representante de la patronal eléctrica califica el contenido de estas iniciativas como “un castigo a las eléctricas”, que a su parecer, “tampoco solucionará el problema del déficit de tarifa”. En este sentido, puntualiza que “se penaliza a las energías más eficientes y no se ataja la verdadera causa del déficit tarifario: las primas a las tecnologías inmaduras”.

Por otro lado, la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), defiende que se puede resolver el déficit de tarifa sin condenar al sector renovable, “si se reduce la compensación excesiva de algunas tecnologías y se gravan todas las actividades del sector eléctrico, no solamente la generación”.

La patronal critica además la actitud del Partido Popular, que “ignora al sector renovable e introduce en el Senado enmiendas aún más perjudiciales para las empresas y los consumidores”. El aumento de la tasa al 7%, “supone un nuevo golpe para el sector y una nueva decepción de un Ministerio que, públicamente, habla de diálogo pero desoye todas las propuestas recibidas”, indican.

El sector fotovoltaico, que ya soporta un recorte retributivo del 30% durante los años 2011, 2012 y 2013 aprobado por el anterior Gobierno, considera que la subida del tipo impositivo a un 7% llevará a numerosas instalaciones a concurso de acreedores. Además, explican que las reducciones de ingresos que afectan a la fotovoltaica, a diferencia de lo que ocurre con las demás tecnologías de generación, no son repercutibles a los consumidores, por lo que directamente deben ser asumidas por los productores solares.

Golpe mortal del Gobierno

Por su parte, el presidente de Protermosolar, Luis Crespo, denuncia que cambiar las condiciones de retribución a esta tecnología “destruirá casi gratuitamente un sector”, ya que las plantas termosolares verán disminuir sus ingresos en más de un 22%. El directivo considera además que esta medida “generará un daño incalculable a la economía española, situando a nuestro país entre los más inseguros para inversiones extranjeras”.Del mismo modo, Crespo indicó que esta medida “abocará al Gobierno a enfrentarse a demandas ante los tribunales internacionales y hará irreversible nuestra pérdida del liderazgo global”.

El sector eólico se une a todas estas reclamaciones, puesto que según los cálculos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), sería el sector que más tendría que pagar en términos absolutos, puesto que el impacto sería de unos 300 millones de euros, “una cantidad inasumible para unas empresas que ya atraviesan serias dificultades”. Por eso, no comprende que se tomen medidas que penalicen injustamente a una tecnología que se ha desarrollado de acuerdo a los objetivos del regulador. Por todo ello, AEE considera que la enmienda que el PP ha presentado en el Senado no debería ser aprobada, ya que provoca más perjuicios que beneficios y supone que, tras el trámite parlamentario del proyecto de ley, todas las incertidumbres continúan abiertas.